Saltar al contenido

20 Cosas que te hacen perder el tiempo y no enfocarte en tu vida

“¿Amas la vida? Entonces no desperdicies el tiempo, porque de eso están hechas las cosas de la vida”. Benjamin Franklin

Es difícil pensar en las cosas buenas o malas, que nos ocurren a diario y no preguntarse: “¿En qué necesito dejar de perder el tiempo?”

Aquí hay algunas cosas que usualmente hacemos y que nos hacen perder el tiempo:

#1. Distracciones que te alejan de lo momentos especiales. 

Presta atención a las cosas pequeñas, porque cuando realmente extrañas a alguien, más extrañas las cosas pequeñas, como reírse juntos. Ir a dar largos paseos. Disfrute de grandes conversaciones. Cuenta tus mutuas bendiciones. Déjalo ir por un rato y solo estar juntos.

#2. Ocupación compulsiva.

Programar tiempo todos los días para no estar ocupado. Tenga tiempo de inactividad dedicado: aclare los puntos del día para reflexionar, descansar y recargar. No te engañes a ti mismo; no estás tan ocupado que no puedes permitirte unos minutos de cordura.

#3. Pensamiento negativo sobre tu situación actual. 

La vida es como un espejo; Obtenemos los mejores resultados cuando sonreímos. Entonces hable de sus bendiciones más de lo que habla de sus problemas. Solo porque estés luchando no significa que estés fallando. Todo gran éxito requiere algún tipo de lucha digna para llegar allí.

#4. El drama innecesario a tu alrededor.

Sé lo suficientemente sabio como para alejarte de las tonterías que te rodean. Concéntrese en los aspectos positivos, y pronto los aspectos negativos serán más difíciles de ver.

#5. El deseo por todo lo que no tienes. 

No, no siempre obtendrás exactamente lo que quieres, pero recuerda esto: hay muchas personas que nunca tendrán lo que tienes ahora. Las cosas que das por sentado, alguien más está orando por ellas. La felicidad nunca llega a aquellos que no aprecian lo que ya tienen.

#6. Comparándote con todos los demás. 

La comparación social es el ladrón de la felicidad. Podría pasar toda una vida preocupándose por lo que otros tienen, pero no le conseguiría nada.

#7. Pensando en quién eras o lo que tenías en el pasado.

No eres la misma persona que eras hace un año, hace un mes o hace una semana. Siempre estás creciendo. Las experiencias no se detienen. Así es la vida.

#8. Preocupándote por los errores que has cometido.

Está bien si te equivocas; Así es como te haces más sabio. Date un descanso. No te rindas Las grandes cosas toman tiempo, y estás llegando allí. Deja que tus errores sean tu motivación, no tus excusas. Decide ahora mismo que las experiencias negativas de tu pasado no predecirán tu futuro.

#9. Preocupándote por lo que todos piensan y dicen sobre ti. 

No te tomes las cosas demasiado personalmente, incluso si parece personal. Rara vez la gente hace cosas por ti; Ellos hacen cosas por ellos. Honestamente, no puedes cambiar la forma en que las personas te tratan o lo que dicen de ti. Todo lo que puedes hacer es cambiar cómo reaccionas y con quién eliges estar cerca.

#10. La definición de su éxito. 

Simplemente no puede basar su idea de éxito y felicidad en las opiniones y expectativas de otras personas.

#11. Tratando de impresionar a los demás.

Una de las cosas más liberadoras que aprendemos en la vida es que no tenemos que gustar a todos, y eso está perfectamente bien. No importa cómo vivas, alguien se sentirá decepcionado. Así que solo vive tu verdad y asegúrate de no ser TÚ quien está decepcionado al final.

#12. Los miedos que no te dejan avanzar.

El miedo es un sentimiento, no un hecho. La mejor manera de ganar fuerza y ​​confianza en sí mismo es hacer lo que temes hacer. Atrévete a cambiar y crecer. Al final, solo hay una cosa que hace que un sueño sea completamente imposible de lograr: falta de acción basada en el miedo al fracaso.

#13. Personas negativas que tratan de aplastar tus sueños.

Es mejor estar solo, que permitir que las personas negativas y sus opiniones te desvíen de tu destino. No dejes que otros aplasten tus sueños. Haz solo una vez lo que dicen que no puedes hacer, y nunca volverás a prestar atención a su negatividad.

#14. Esperando que llegue el momento perfecto.

No siempre puedes esperar el momento perfecto. A veces debes atreverte a hacerlo porque la vida es demasiado corta para preguntarte qué pudo haber sido.

#15. Juicios de mente cerrada.

Abre tu mente antes de abrir la boca. No odies lo que no sabes. La mente es como un paracaídas; no funciona cuando está cerrado.

#16. Errores de otros. 

Hoy, sea tolerante con los errores y descuidos de la gente. A veces las personas buenas toman malas decisiones. No significa que sean malos; simplemente significa que son humanos.

#17. Resentimiento.

La amabilidad no debe confundirse con la debilidad, ni el perdón para la aceptación. Se trata de saber que el resentimiento no está en el camino de la felicidad. Recuerda, no perdonas a la gente porque eres débil. Los perdonas porque eres lo suficientemente fuerte como para saber que las personas cometen errores.

#18. Pensamientos de odio.

Fijar un ejemplo. Trata a todos con amabilidad y respeto, incluso a aquellos que son groseros contigo, no porque sean amables, sino porque tú lo eres. Haz de la bondad un ritual diario; Es lo que hace la vida más feliz y más satisfactoria a largo plazo.

#19. Arrepentimiento de cualquier tipo.

No tienes que ser definido por las cosas que alguna vez hiciste o no hiciste. No te dejes controlar por el arrepentimiento. Tal vez hay algo que podrías haber hecho diferente, o tal vez no. De cualquier manera, es simplemente algo que ya ha sucedido. Deje atrás el inmutable pasado a medida que se entrega al momento presente.

#20. No vivir el presente.

No llores por el pasado, se ha ido. No te estreses demasiado por el futuro, no ha llegado. Haz tu mejor esfuerzo para vivir AHORA y haz que este momento valga la pena.

Comentarios

menú