Saltar al contenido

5 Claves para tener madera de líder

Uno de los rasgos que define a los líderes es la mentalidad ganadora. Cuando Mourinho asumió la dirección técnica del Real Madrid dijo:

“Vengo a construir un Real Madrid desde cero. Lo bonito no es jugar en el Real Madrid. Lo bonito es campeonar con el Real Madrid.”

Puedes discrepar con Mourinho en muchos aspectos, pero no se le puede negar que tiene mentalidad ganadora. Y esa misma filosofía se puede trasladar a los negocios:

“Lo importante no es hacer empresa; lo importante es ganar haciendo empresa.”

La Universidad de Harvard, que es una de las más prestigiosas del mundo, publicó hace años un estudio en el que respondieron a una pregunta: ¿Qué hay más allá de la mentalidad ganadora? El estudio concluyó que existen cinco rasgos, cinco cualidades que cualquier ser humano en su sano juicio puede desarrollar. Porque si hay algo cierto es que los líderes no nacen, SE HACEN.

#1 VISIÓN:

La gente sigue a quienes saben para dónde van, a quienes saben lo que quieren, a quienes saben lo que proponen. Una visión es una foto del futuro: y ese es un rasgo de los líderes: no gastan tiempo en el pasado, se enfocan en diseñar el futuro. Ven lo que otros no ven. Esto es contrastable: a la historia pasan los visionarios, no los “realistas.”

Un ejemplo:

El reverendo Luther King desarrolló su liderazgo porque comunicaba una visión.

Él no iba por las ciudades diciendo:

“la constitución tiene que protegernos…”

“necesitamos leyes para que nos respeten…”

Luther King iba por las ciudades contagiando un futuro. Él decía:

“Sueño con un país en el que nuestros hijos caminen por las calles libremente…”

“Veo una nación de gente que se respeta, de hombres y mujeres tratándose como hermanos.

Esa es la nación que nosotros tenemos que construir…”

No azuzaba, INSPIRABA. No era protesta, era propuesta. No hablaba de reclamos, hablaba de un futuro. No importa el tamaño de tu empresa, tienes que ver el futuro que quieres. Y ese futuro debes comunicarlo a tu gente: la gente va a percibir si realmente ese futuro te apasiona o es una simple idea. Se te va a ver en los ojos.

#2 INICIATIVA:

Los líderes son los que empiezan algo. Quizá no terminen lo que empiezan, pero ellos empiezan. ¿La prueba de esto? Walt Disney: empezó un auténtico imperio, pero falleció cuando sus planes apenas empezaban a ejecutarse. ¿Quién tomó la posta y continuó con el resto? ¡SU HERMANO!

Solos o acompañados, con apoyo o sin apoyo, como sea, EMPIEZAN. Dan el primer paso. A los líderes nadie les toca la puerta para decirles: “necesitamos que nos líderes…” El líder lo hace por propia voluntad.
Por eso, cuando hay un problema y hace falta la solución, el líder es el primero en buscar la solución.
Cuando hace falta que alguien comande, el líder aparece. Cuando hace falta que alguien tome la posta, el líder aparece.

#3 EJEMPLO:

Al empezar algo o dirigir algo, los líderes se hacen visibles y por tanto constituyen UN EJEMPLO. La gente los escucha y, sobre todo, la gente su comportamiento.

Hemos dicho que liderazgo no es tener un cargo o una posición, LIDERAZGO es influencia. ¿Quieres influir en los demás? ¡Se ejemplo!

Albert Einstein lo dijo muy bien: “El ejemplo no es la mejor manera de enseñar, es la única forma de hacerlo.”

El ejemplo nos da AUTORIDAD MORAL. Muy en el fondo los seres humanos no queremos seguir las ordenes de alguien, queremos seguir el EJEMPLO DE ALGUIEN. No pidas que sigan tus consejos, pide que sigan tus pasos.

UN CASO: Cuando Obama llegó a la casa blanca – según se ha registrado – los trabajadores de la casa blanca vivían un clima de mucha confianza, respeto y optimismo. Las relaciones eran muy horizontales, el lema era: “aquí nadie es más que nadie, aquí somos un equipo.”

Se ha registrado que incluso cuando Trump asume el mano, muchos de los trabajadores renunciaron. Se fueron con Obama. ¿Por qué sucedió todo esto? Es algo curioso: se dio de forma natural luego de que la gente observara que Obama saludaba a los trabajadores del servicio de limpieza dando el puño.

Un gesto de absoluta humildad. Obama no les decía a los asesores: “traten con respeto a la gente”, se los demostraba. tanto que incluso la imagen del saludo del presidente se viralizó en Internet.

Conclusión: su lenguaje no son las palabras, son LAS ACCIONES.

#4 HONESTIDAD:

Hablamos de honestidad en el sentido de ser francos. Muy en el fondo a las personas no les molesta perder dinero o tiempo. A las personas lo que les molesta es que jueguen con ellos. Que les manipulen, que les engañen, que los usen.

Todos los estudios demuestran que los seres humanos valoramos la sinceridad, por más dura que sea. Es decir, los líderes son muy francos. Ellos dicen: “esperamos esto de ti y tú puedes esperar esto de nosotros.” Las expectativas tienen que estar claras, muy claras.

Por otro lado, se exige y se valora la honestidad porque de ella parte la humildad. Los líderes son seres humanos: también se equivocan, también fallan. Y deben ser honestos para reconocer sus tropiezos. Los auténticos líderes son comprendidos y apoyados en los momentos difíciles porque son honestos. No maquillan el fracaso, no le esconden nada a su equipo: no fingen. Entienden que el equipo perdona los errores, pero no las mentiras.

Un caso. Año 2005. Facebook requiere inversionistas. No hay dinero para pagar a todos los trabajadores. El alto mando de la empresa pudo hacer lo más habitual: engañar a la gente y decirle que les pagarás en una fecha de la que realmente no tienes certeza. O ser honesto con ellos y repasar las opciones. Así lo hicieron. Les dijeron a esos trabajadores: no podemos pagarles con dinero, pero podemos pagarles con acciones.

David Choe es un artista de graffiti que en ese entonces realizó unos trabajos de pintura en las oficinas de Facebook. Zuckerberg iba a recibir la visita de un inversionista, así que necesitaba tener las oficinas presentables. Le pagaron con el 0’1 y 0.25% de acciones de la compañía.

Por entonces esos papeles valían poco más de mil dólares, pero hoy valen más de 200 millones. El artista aceptó a regañadientes… hoy da las gracias.

Lo valioso es la honestidad. El asunto es que ser honesto no es fácil, requiere mucho carácter. Si eres honesto corres el riesgo de que te rechacen, te abandonen, se molesten contigo. Es un riesgo, pero correrlo es lo correcto.

#5 RESPONSABILIDAD:

Los líderes son los que dan la cara por el equipo. Cuando hay éxito el líder deja que el equipo sea el protagonista. Pero cuando los resultados son negativos, el líder aparece: asume la responsabilidad. No busca culpables, busca las fallas para superarlas.

Un dato adicional que surge de los verdaderos equipos: cuando algo sale mal, la responsabilidad es del líder, pero el aprendizaje es de todos.

Comentarios

menú