Saltar al contenido

7 Lecciones del hombre más rico que jamás haya existido

Tal vez nunca hayas escuchado del Jakob Fugger. Así que pon mucha atención. Fugger fue un banquero alemán que se dedicó a financiar reyes, obispos, exploradores y hasta papas. Este trabajo le permitió amasar la fortuna más grande creada por un hombre de negocios.

Nieto de un campesino, logró persuadir a Leo X de legalizar los préstamos como negocio. Sus esquemas influenciaron a diferentes personajes de la historia como a Martín Lutero, al Emperador Romano y Carlos V de España.

La riqueza de Fugger estaba estimada en $400 billones de dólares en la actual moneda, al momento de su muerte en 1525. Esto representaba el 2% del producto interno bruto de Europa en ese entonces. Se dice que Rockefeller tuvo una riqueza cercana a ese número, pero no superó a Fugger.

Lee a continuación sus más increíbles consejos.

#1. Invierte cuando los otros temen hacerlo:

Fugger les apostó a dos grandes inversiones que aseguraron su fortuna. En la primera financió al Archiduque Sigmund de Tyrol para tomar Venecia. Como sus banqueros no quisieron hacerlo, cuando el duque se estableció en Venecia, le pago a Fugger su respaldo; concediéndole la mina de plata más grande del mundo.

Fugger también invirtió en las minas de cobre de Hungría cuando otros temían una invasión turca. Muy en contra de lo que otros pensaban, Fugger se quedó con el negocio del cobre, tal y como lo hizo con las minas de plata. Los turcos sí invadieron Hungría, pero mucho después de la muerte de Fugger.

#2. Se indispensable:

Fugger sabía que debía ser muy inteligente para tratar con monarcas, pues sabía que podría perder su dinero si ellos se negaban a pagar. Si era así él no podría hacer nada, ya que su estatus los protegía. Pero Fugger tenía la habilidad de reunir fuertes sumas de dinero en muy poco tiempo, una habilidad apetecida por todos. Los monarcas no podían vivir sin él.

#3. Conoce los hechos:

Fugger siempre entendió el valor de la información. Él creó el primer servicio de noticias del mundo y lo uso para conocer los movimientos del mercado primero que otros. El emperador Maximiliano, le dijo alguna vez a Fugger que Henry VII le había enviado oro como garantía de un préstamo para luchar contra los franceses. El banquero rechazo el acuerdo porque sus espías en Inglaterra le confirmaron que los barcos nunca salieron del puerto.

#4. Conoce los números:

Los italianos inventaron el sistema de contabilidad de doble entrada que hoy conocemos. Fugger fue uno de los primeros en utilizarlo y aportó a la contabilidad al crear una hoja de balance consolidada para sus negocios. Él fue también el primero en enviar auditores para revisar las actividades de sus empresas. Sus libros contables tienen anotaciones a mano del mismo Fugger haciendo preguntas sobre gastos específicos.

#5. Obtén una buena educación:

Fugger pasó muchos años como aprendiz en Venecia, la capital de negocios de aquella época. Adquirió conocimiento, experiencia y conexiones que le sirvieron para el resto de su vida.

#6. Actúa con tranquilidad:

Un obispo austriaco fue el mayor inversionista de Fugger. Cuando el obispo murió en 1509, el Papa demandó que el dinero pertenecía a la iglesia y debía ser devuelto. Se dice que ese dinero estaba invertido en los proyectos de minería de Fugger y que pagar la suma total lo habría dejado en quiebra, ya que no poseía la liquidez para cancelar una suma de esa magnitud. En lugar de entrar en pánico empezó a derrochar dinero, para hacerle creer a los demás que tenía suficiente para pagar, lo que le dio tiempo de negociar discretamente con la iglesia.

#7. Da algo a cambio:

Fugger es más conocido por la creación de Fuggerei, el primer proyecto de vivienda económico en el mundo. Él pensó que todo aquel que hubiera trabajado merecía tener un techo sobre su cabeza. Por lo cual su proyecto rentaba inmuebles por un cuarto del valor del mercado.

Comentarios

menú