Saltar al contenido

Cómo seguir adelante a pesar de las adversidades

Las adversidades fortalecen nuestro carácter, si usted se encuentra en una, este escrito es para usted.

Enfrentando nuestros temores

Enfrentar nuestros más profundos miedos, arriesgarse a dejar lo bueno por lo mejor, decidir mantener una promesa contigo mismo, querer mejorar, aunque esto signifique la burla o el rechazo de quienes amas. Ver a tu familia sufrir por tus decisiones de querer mejorar la situación en la que están, a pesar de que siempre te vean fracasar, hacer lo correcto en lugar de buscar lo más fácil, son peleas que masacran el temple del carácter más fuerte.

¿Pero saben qué? Eso te hace más poderoso. Cada vez que la adversidad te dice que no vales nada, que tú nunca serás lo que te propusiste, que ya dejes de creerte lo que no eres y le das la contra hasta conseguirlo, te vuelves un Titan, un gigante.

La próxima vez se presentará de nuevo, con más pretextos y con más razones para que te rindas, pero tú no eres el mismo, estas creciendo y los hábitos de grandeza se van quedando poco a poco en tus cotidianas acciones y en tus decisiones.

Recuerdo mis peleas con la adversidad, siempre me dijeron que no podía, que dejara de jugar a ser empresario, “De nuevo al ruedo”, “¡Ya para!”, y era doloroso, porque eran expresiones de los que más me amaban.

El ejemplo de Chuck Wepner

Una de mis pasiones es el boxeo, de vez en cuando, me paro frente al espejo y hago un poco de práctica. Llega a mi memoria la pelea de Chuck Wepner y Muhammad Ali quien era el campeón del mundo en ese entonces.

Wepner solo era un retador mediocre al que Ali dijo que vencería en el tercer round.
Pero, a pesar de las burlas del periodismo, de los conocedores y los expertos que decían que Chuck Wepner era un boxeador acabado, este le daría al mundo una lección de valentía y de pundonor al aguantar 15 rounds, en donde el campeón Ali lo dejo destrozado.

Wepner nunca se rindió, el árbitro tuvo que parar la pelea a 30 segundos de terminar el último asalto.

Esta pelea fue la inspiración para la película más famosa de todos los tiempos: “Rocky”.
Y este post es un homenaje para el Wepner o Rocky que todos, absolutamente todos, llevamos dentro.

Comentarios

menú