Saltar al contenido

A Jesús le interesaban las finanzas de la gente

El dinero es una recompensa. El dinero es lo que usted recibe cuando ayuda a alguien lograr su meta. Su ganancia es simplemente una recompensa del día. A usted se lo recompensa por pasar sus mejores horas cada día, usar su conocimiento en ayudar a su jefe o a sus clientes, a alcanzar metas específicas o por solucionar sus problemas. ¡Le pagan por lo que hace!

El dinero es muy importante. No puede vivir en el hogar sin él. No puede proveer para su familia. Su automóvil cuesta dinero. Su ropa cuesta dinero. La mayoría de los consejeros matrimoniales observan que el caso número uno de divorcios es el conflicto financiero.

Jesús reconoció la importancia del dinero

Algunas personas piensan que Jesús era un vagabundo que usaba una capa sucia y sandalias, y que vivía de las migajas que comía en los lugares que visitaba. Al contrario, tenía doce hombres que manejaban su negocio. Uno de ellos era el tesorero (Juan 13:29).

Jesús no quería que usted se preocupara por sus finanzas“Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? (Mateo 6: 25-26)

Jesús sabía que Dios amaba darle a la gente cosas buenas

“Toda buena dádiva, y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra, ni variación.” (Santiago 1:17). El dinero es un hecho en la vida. Es necesario. Usted lo necesita. El dinero está en la mente de Dios. Se enseña sobre finanzas en la Palabra de Dios. En realidad, veinte por ciento de las enseñanzas de Jesús eran sobre el dinero y las finanzas.

Dios ama ver a su pueblo prosperar.

“Canten y alégrense los que están a favor de mi justa causa, y digan siempre: Sea exaltado Jehová, que ama la paz (prosperidad) de su siervo.” (Salmo 35:27)

Dios quiere revelar maneras en que usted puede producir ganancias y éxito en sus finanzas.

“Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir.” Jesús mostró a la gente cómo avanzar financieramente a través de sus parábolas sobre usar los dones e invertir sabiamente lo que les había dado. (Mateo 15: 14-29)

Su futuro empieza con cualquier cosa que tenga en su mano hoy

Nada es tan pequeño para no multiplicarse. Todo es reproductivo. Todos han recibido algo de parte de Dios que es capaz de reproducirse. Jesús mostró a la gente que Dios era la verdadera fuente de todo.

Jesús enseñó que dar es una de las maneras de multiplicar lo que se nos ha dado

“Da, y se os dará. Medida buena, apretada, remecida, y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.” (Lucas 6:38)

Jesús enseñó a abrir la promesa del reintegro de cien veces más

“No hay ninguno que haya dejado casa, o hermano, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero de la vida eterna.” (Marcos 10:29-30).

Jesús enseñó a los pescadores dónde tirar sus redes para atrapar los peces (Lucas 5: 1-11)

Note estos increíbles secretos:

1) Jesús visitó a la gente donde ellos trabajaban

2) Jesús estaba tan interesado en su trabajo que los instruyó en el tiempo correcto para tirar las redes para pescar.

3) Los discípulos tenían suficiente confianza en el conocimiento de Jesús que siguieron adelante y tiraron de nuevo las redes en total obediencia.

4) Pescaron más que nunca, tanto que la red se rompía.

5) El éxito fue tan extraordinario que necesitaron compañeros para ayudarles a recoger los pescados.

6) Cuando los discípulos vieron el conocimiento increíble, el interés y los resultados de seguir las instrucciones de Jesús, se dieron cuenta cuán pecadores eran, cuán limitados eran.

7) Trajeron sus barcos a tierra y decidieron seguir totalmente a Jesús y sus enseñanzas.

Jesús dedicó tiempo para instruir a sus discípulos dónde conseguir dinero para los impuestos. “Ve al mar, y echa el anzuelo, y el primer pez que saques, tómalo, y ábrele la boca, y hallarás un estatero, tómalo, y dáselo por mí y por ti.” (Mateo 17:27)

Estas son las verdades: Jesús le mostró a la gente dónde podía encontrarse dinero. Los motivó a tratar de nuevo y considerar opciones y cambios. Enfocó la mente de la gente en su verdadera fuente: el padre celestial. Los desafió a hacer de los asuntos espirituales una prioridad. Luego, los motivó a considerar su dar como una semilla dada en fe para segar la promesa de la cosecha al ciento por uno. Los alentó a esperar una cosecha de todo lo que sembraron en la obra de Dios para ayudar a ser libres a otros.

Si hay algo más excitante que descubrir la libertad económica a la manera de dios, es ayudar a otros a descubrir el plan de Dios para la libertad financiera también.

Jesús lo hizo.

Oración

Padre, descanso y confío en ti como la fuente para todas mis necesidades financieras. Ayúdame a entender plenamente que la llave para recibir finanzas está en sembrar finanzas cuando tú me diriges, no importa la cantidad. Por favor, enséñame también cómo puedo mostrarles a otros la manera de descubrir la libertad financiera. En el nombre de Jesús, amén.

Comentarios

menú