Saltar al contenido

La generación de antes vs la generación de ahora

Un día un joven le preguntó a su abuelo: “¡Abuelo! Cómo pudieron vivir antes…

Sin tecnología

Sin internet

Sin computadoras

Sin drones

Sin bitcoins

Sin celulares

Sin Facebook

El abuelo respondió: “Al igual que tu generación vive hoy…

Sin oraciones

Sin dignidad

Sin compasión

Sin vergüenza

Sin honor

Sin respeto

Sin personalidad

Sin carácter

Sin amor propio

Sin modestia

Sin honra

Nosotros, las personas nacidas entre 1950 y 1989 somos los bendecidos, nuestra vida es una prueba viviente.

Cuando montábamos en bicicleta, nunca usamos el casco.

Después de la escuela, hacíamos la tarea y salíamos a jugar hasta el anochecer.

Jugábamos con amigos de verdad, no amigos de internet.

Si alguna vez nos sentíamos sedientos, bebimos agua del caño, no agua embotellada.

Nunca nos pusimos enfermos compartiendo el mismo vaso con nuestros amigos.

Nunca ganamos peso comiendo platos de arroz todos los días.

No le pasó nada a nuestros pies a pesar de andar descalzos.

Nunca usamos suplementos para mantenernos saludables.

Nuestra prioridad del día a día era hacer y perseguir lo que nos gustaba hacer, no lo que nos obligaba nuestros padres, perseguimos siempre nuestro don, no por dinero sino porque nuestro corazón lo quería así.

Solíamos crear nuestros propios juguetes y jugar con ellos.

Nunca tuvimos teléfonos celulares, DVD, Play Station, Xbox, videojuegos, computadoras personales, internet… pero sí tuvimos amigos de verdad.

Visitábamos la casa de nuestro amigo sin haber sido invitados y disfrutamos de la comida con ellos.

Los familiares vivían cerca para disfrutar el tiempo de la familia.

Es posible que hayamos estado en fotos en blanco y negro, pero puedes encontrar recuerdos muy coloridos en esas fotos.

Somos una generación única y más comprensiva, porque somos la última generación que escuchó a sus padres …

Y también la primera que tuvo que escuchar a sus hijos.

¡Somos una edición LIMITADA! Disfrutamos y atesoramos la vida, aprende de nosotros.

Comentarios

menú