Saltar al contenido

La mentalidad de un rico vs la mentalidad de un pobre

Hoy en día muchas personas se quejan de la falta de recursos económicos, que no hay trabajo, que no hay una chamba, etc. El problema realmente radica en las formas del pensamiento humano, en su mentalidad, de cómo fueron educados desde pequeños, sus creencias, sus paradigmas.

Aquí tenemos ejemplos de cómo es la mentalidad de un pobre y un rico:

El pobre piensa que el dinero es la causa de todos los males, el rico piensa que la falta de dinero es la causa de todos los males.

El pobre quiere dinero para gastar y derrocharlo, el rico quiere dinero para hacer más dinero.

El pobre solo piensa en dinero todo el tiempo, el rico piensa en cómo ayudar y llegar a más personas y junto con ello llegará el dinero.

El pobre se enfoca en ganar dinero, el rico se enfoca en construir activos.

El pobre piensa que todo en la vida es gasto, el rico piensa que todo es una inversión.

El pobre piensa en escasez, el rico piensa en abundancia.

El pobre solo sabe buscar trabajo, el rico sabe crear negocios.

El pobre se decepciona cuando sus finanzas le van mal, el rico se auto motiva y busca nuevas formas de generar ingresos.

El pobre solo sabe usar su propia fuerza, el rico sabe apalancarse de otras personas.

El pobre solo sabe ganar dinero, el rico sabe crear y multiplicar el dinero.

El pobre piensa que la única forma de ganar dinero es empleándose, el rico sabe que existen muchas formas de generar dinero.

El pobre gana dinero con sus manos, el rico con sus ideas.

El pobre gana solo por su propio esfuerzo, el rico se apalanca de otras personas y gana un poco de muchos.

Como vez en la lista, son dos distintos tipos de mentalidades, dos perspectivas distintas, según cual sea la tuya se verán en los resultados en tu vida y tus finanzas.

Comentarios

menú