Saltar al contenido

LA PARÁBOLA DE LOS DOS LOBOS: TARDARÁS MENOS DE UN MINUTO EN LEERLA, PERO LA RECORDARAS TODA TU VIDA

Los antiguos indios Cherokee, han transmitido por generaciones muchas historias llenas de sabiduría. Palabras de gran sabiduría que nos ayudaran a mantenernos firmes con uno mismo y para prosperar mejor en el camino de la vida.

Según nos cuenta esta historia, los seres humanos tendríamos dos fuerzas internas en constante disputa, las cuales serían representadas como dos lobos (los de la historia), esto ocurre internamente y muchas veces no nos damos cuenta.  El ser humano está habitado solo por dos emociones en la base de su identidad, una es el miedo y todas las emociones negativas que emanan de él, y la otra es el amor con todos los maravillosos sentimientos que resultan de él.

Los invito a leer a continuación, esta fascinante historia con un hermoso mensaje positivo.

LA PARÁBOLA DE LOS DOS LOBOS.

La sabiduría de los indios es sorprendente y un viejo indio trataba de dejarle a su pequeño nieto una enseñanza que le durará para toda la vida y que marcará su camino.

Una noche; se sentó bajo el cielo estrellado y lo invitó a sentarse junto a él. Le platicó anécdotas de su historia que trascendieron y lo convirtieron en el viejo sabio que todos lo consideraban.

Le anticipó que le contaría algo que lo marcaría para siempre y esta fue la conversación que tuvieron y seguramente el pequeño nunca olvidó:

– Sabes, en nuestro interior todos tenemos dos lobos, constantemente ambos tienen una lucha imparable, una pelea tan terrible que no a todas las personas les es fácil lidiar.

– ¿Dos lobos, ¿cómo es eso abuelo? – con ingenuidad y asombro preguntó el pequeño niño.

-Sí, todos en nuestro interior tenemos dos lobos totalmente distintos; uno es malo porque representa todos los malos sentimientos que pueden existir en un ser humano, la envidia, la ira, los celos, el orgullo, la codicia, el resentimiento, los miedos, la mezquindad, la culpa, el ego, la autocompasión y la arrogancia.

En anciano miró al niño para comprobar que aún tuviera su total atención, y continuó:

– Pero el otro representa todo lo bueno; el amor, la alegría, la esperanza, la generosidad, la paz, la fe, la bondad y la verdad, le dijo el viejo indio a su pequeño nieto.

Entonces el pequeño preguntó:

– ¿Y quién es más fuerte abuelo, cuál lobo es el que gana?

A lo que le respondió: – Eso, mi pequeño, depende de cada uno. ¿A cuál lobo alimentarías tú?…

Comentarios

menú