Saltar al contenido

Las mejores cuatro lecciones de Yokoi Kenji

Yokoi Kenji es un colombo – japonés muy conocido gracias a sus conferencias y sus vídeos sobre la disciplina. De estatura mediana y poco intimidante este hombre de raíces japonesas y también colombianas nos deja lecciones magistrales sobre liderazgo, disciplina y el orden. Aquí sus mejores 04 lecciones que espero que repontencien tu mentalidad.

“La tenacidad de los colombianos es admirable. Ante un reto se le miden a lo que sea. No le tienen miedo a equivocarse y actúan ante la filosofía de “si no me la sé me la invento.”

En esta frase Yokoi Kenji nos hace saber que los latinoamericanos son personas netamente emprendedoras, que no le temen a nada, que les gustan los retos, a diferencia de otros continentes.

Jamás olvido ésta lección de mi padre: “La disciplina tarde o temprano vence a la inteligencia”

La disciplina es la clave del éxito como él lo dice, nos hace entender de que no importa que tan inteligente sea uno, sino aplica la disciplina su inteligencia le jugará en contra. Son como esas personas que nacieron con gran talento para jugar, pero que no poseen la disciplina para explotarlo, esas personas nunca llegan a nada en la vida.

“Cuando conocemos a los japoneses, comprobamos que no son tan geniales como creíamos. Y cuando ellos nos conocen se darán cuenta de que no somos tan malos como nos pintaban.”

Muchos latinoamericanos tienen la farsa idea de que los asiáticos son “superhombres” y eso es una mentira arraigada desde pequeño. De hecho, ellos son iguales a nosotros y no tienen un superpoder o algo mejor, la única diferencia por lo que ellos están mejor es porque aplican la disciplina a diario.

Para dejar de ser pobre, deja de hacerte el “pobrecito”

Mucha gente tiene la actitud de victimizarse por su estado, se dicen cosas como; soy pobre, no tengo nada, así me trata la vida, que más queda, etc. Con esta frase Yokoi nos hace saber de qué si queremos progresar tenemos que dejar de victimizarnos y empezar a tomar el control de nuestra vida. Aquí se puede aplicar lo que decía el multimillonario Jim Rohn “No muestres al mundo tu necesidad, muestra tu capacidad”.

 

Comentarios

menú