Saltar al contenido

¿Qué es la libertad financiera? | Un camino para valientes

La libertad financiera es un término que se usa mucho actualmente, pero del cual no existe una definición clara y total. Por eso en las siguientes líneas, se irán mencionando conceptos o ideas que ayudarán a una mejor comprensión de ese término.

Primero, La libertad financiera no significa ser millonario. Ser libre financieramente implica poseer disponibilidad de tiempo y dinero. Por ejemplo, se podría tener una cuenta en el banco con cien mil dólares, pero no se puede dejar el trabajo ya que con ese dinero no se podría  vivir para siempre. En este caso, se posee dinero, pero no tiempo.

Otro ejemplo y quizás sea muy común para usted es que existen ejecutivos ganando sueldos atractivos en sus empleos. Para darle cifras vamos a suponer que alguien tiene un salario de quince mil dólares mensuales. Definitivamente, es un muy buen ingreso pero para ganárselo, ese ejecutivo debe trabajar dieciséis horas al día. Apenas ve a su familia y amigos, además ni tiempo de salir de paseo tiene. Nuevamente, en ese caso hay dinero, pero no hay tiempo.

Segundo, para lograr la libertad financiera se debe crear un ingreso que de manera pasiva o automática genere una cantidad de dinero que pueda cubrir o pagar el estilo de vida de la persona que es dueña de ese ingreso. Por ejemplo, si una persona necesita para vivir mil dólares mensuales y decide invertir su tiempo y dinero en crear un activo que le genere esos mil dólares, cuando lo logre, ella ya se puede considerar libre financieramente, pues ya no tiene que trabajar más, con lo cual es dueña de su tiempo.

Finalmente, la libertad financiera no es un regalo. Llegar a ese punto implica educarse financieramente, trabajar con esfuerzo y disciplina en crear activos para lograrlo. Esas son actividades que no todo el mundo está dispuesto a hacer, por ende pocos lo logran. Si estás pensando en construir tu libertad financiera, se consciente de esos puntos, porque si te causa incomodidad o miedo, quizás debas reconsiderar hablar con personas que ya lo lograron o que están camino a hacerlo, dejarse orientar por ellos y contagiarse de su entusiasmo y visión.

 

Comentarios

menú