Saltar al contenido

¿Quieres obtener tu libertad financiera? Sigue estos 5 consejos

Si quieres comenzar un negocio, pero no sabes por dónde, no te preocupes, no estás solo. De hecho, la mayoría de personas nunca han encontrado el “trabajo” que creían que les esperaba. Otros han llegado a la conclusión de que preferirían crear un trabajo que les guste, construido para encajar con sus propias metas de vida. No importa cuál sea la motivación para ser tu propio jefe, puedes comenzar hoy.

5 consejos para comenzar a aprender:

#1. Toma una posición por ti mismo.

Si no estás satisfecho con tus circunstancias actuales, admite que nadie puede arreglarlas a excepción de ti. No sirve de nada culpar a la economía, a tu jefe, a tu pareja sentimental o a tu familia, ni a nadie. El cambio sólo puede ocurrir cuando tú decidas comenzar a cambiar.

#2. Identifica el negocio adecuado para ti

Date permiso para explorar. Tienes que estar dispuesto a mirar diferentes facetas de ti mismo (tu personalidad, estilos sociales, edad) y escucha tu intuición. Los seres humanos tendemos a ignorar la intuición, aunque en el fondo a menudo conocemos la verdad. Pregúntate: “¿Qué me da energía incluso cuando estoy cansado?”

#3. ¿Cómo sabes qué negocios son “adecuados” para ti? Existen tres enfoques comunes del espíritu empresarial:

¿Has sido despedido o quieres un cambio? Mira el trabajo que has hecho para otros en el pasado y piensa en cómo podrías empaquetar esas habilidades y ofrecerlas como tus propios servicios o productos.

Has lo que otros hacen: Conoce otros negocios que te interesan. Una vez que hayas identificado un negocio que te guste, imítalo.

Resuelve un problema común: ¿Hay una brecha en el mercado? ¿Hay algún servicio o producto que le gustaría llevar al mercado? (Nota: Este es el riesgo más alto de los tres enfoques. Si decides hacer esto, asegúrate de convertirte en un estudiante y adquirir conocimientos antes de gastar dinero.

#4. La planificación empresarial mejora sus posibilidades de éxito.

La mayoría de la gente no planifica, pero la planificación le ayuda a llegar al mercado más rápido. Un plan de negocios te ayudará a ganar claridad, concentración y confianza. Un plan no necesita tener más de una página. A medida que anotas sus metas, estrategias y pasos de acción, tu negocio se vuelve real, avanzas día a día, debes planificar tu plan empresarial para tener éxito, pero también debes ejecutar.

Hazte las siguientes preguntas:

¿Qué estoy construyendo?

¿A quién voy a servir?

¿Cuál es la promesa que hago a mis clientes y a mí mismo?

¿Cuáles son mis objetivos, estrategias y planes de acción (pasos) para alcanzar mis metas?

#5. Conoce a tu público objetivo antes de gastar un centavo.

Antes de gastar dinero, averigua si la gente realmente comprará tus productos o servicios. Esto puede ser lo más importante que hagas. Puedes hacerlo validando su mercado. En otras palabras, ¿quién, exactamente, comprará tus productos o servicios aparte de tu familia o amigos? “Todos en América querrán mi producto.” Créeme… no lo harán. ¿Cuál es el tamaño de tu mercado objetivo? ¿Quiénes son tus clientes? ¿Tu producto o servicio es relevante para la vida diaria? ¿Por qué lo necesitan?

Haz una investigación de la industria disponible para que puedas descubrir de forma gratuita los datos que necesitas para comenzar tu negocio. Recuerda que la manera más importante de obtener esta información es preguntarles directamente a tus clientes objetivos y luego escuchar.

Comentarios

menú